lunes, 15 de junio de 2009

Carlos Marzal: Homenaje en El Cigarral de Fina de Calderón







Fotografías (de iziquierda a derecha) Arriba: 1)Louis Bourne y Manuel López Azorín.2) Manuel López Azorín, Carlos Marzal y, sentada Fina de Calderón.
Abajo:1)Carlos Marzal ya con su jarrón, micrófono en mano, agradece el Homenaje a Fina de Calderón que está sentada a su derecha. 2)De izda a drcha: Fina de Calderón, Javier Lostalé,Jesús Javier Lázaro, Jesús Hilario Tundidor, Pilar Aroca (de pie) y de espaldas el poeta y profesor norteamericano Louis Bourne.


Regreso a Madrid tras pasar unos días en la sierra y hoy, 13 de julio, me encuentro que tengo un borrador guardado sin publicar sobre el homenaje que Fina de Calderón le ofreció en El Cigarral de Santo Ángel Custodio (Toledo) al poeta valenciano Carlos Marzal el día 14 del pasado mes de junio. El calor de Madrid, la huida a la sierra, hicieron que me olvidase de publicarlo. Es natural, durante estos meses de verano este blog se queda aletargado, sin actividad, como su dueño, que anda buscando la sombra del laurel serrano para leer todo lo atrasado, que es mucho, tratando de ponerse al día (algo casi imposible) y tratando, también, de descansar para retomar luego este blog, con ganas. En fin como el borrador estaba terminado, lo publico ahora y, al tiempo, deseo un buen verano a todos. Nos encontraremos de nuevo, tras las vacaciones,en estas páginas que, como siempre digo, pretenden ser Poesía para todos.
Que paséis un buen verano! Aquí os dejo esto que no publiqué en su momento por despiste, prisas, olvido o qué sé yo.

Fina de Calderón me llamó a primeros de junio para recordarme que el 14 ofrecía homenaje poético a Carlos Marzal, el poeta valenciano que obtuvo el Premio Nacional de Poesía con su libro Metales pesados en el año 2002.
Fina siempre me llama para recordarme que, año tras año, tenemos una cita en El Cigarral, esa hermosa finca de Toledo en la que ofrece cada año, desde hace ya tanto tiempo, homenaje a un poeta en torno a una comida y, tras ella, una lectura de poemas en el marco de un paisaje regado por el Tajo y con vistas al fondo, desde las terrazas de El Cigarral, de la imperial Toledo y más concretamente de la parte de San Juan de los Reyes.
Fina se despidió de mi recordándome que, como hago ultimamente, le tengo que leer mis "Seguidillas del Cigarral", aunque yo le digo que, en esta ocasión, es mejor que lea "Bella", el poema que le escribí para su homenaje en el Fernán Gómez en octubre de 2008 con motivo de su noventa cumpleaños y el vigésimo quinto aniversario de sus "Miércoles de la poesía".
Homenaje que le ofreció el Ayuntamiento de Madrid y en el que Alberto Ruiz Gallardón, con muletas entonces, elogió, con unas palabras de apertura, la trayectoria de una mujer emprendedora, poeta, compositora, dramaturga, conferenciante y, sobre todo, vivamente ilusionada siempre por el desarrollo de todo tipo de actividades culturales y artísticas.

Pasar un día en El Cigarral es encontrarse con amigos poetas, saborear un paisaje espléndido, disfrutar el ambiente relajado y plácido de sus paseos, terrazas que miran al Tajo, siempre con su rumor vivo y su agua de vida, paisaje que mira a Toledo por el lado de San Juan de los Reyes, como he dicho antes, y, especialmente, acercarse a la ermita donde, a la entrada, siempre se encuentra Fina de Calderón, junto al poeta homenajeado de turno, preparada para recibirnos con su mejor sonrisa.

De una a dos de la tarde nos reunimos allí, en torno a Fina que, ya dentro de la ermita, dirige unas palabras de salutación y bienvenida, habla de la historia y el mito de este Cigarral que por los años cuarenta le regalo Fernando, su marido (La leyenda de amor entre la cristiana y el rey moro, la fuente del agua del amor, el hecho de haber escrito en él un "cigarral" Tirso de Molina, las innumerables personalidales del mundo de la literatura que han pasado por él( no es posible enumerarlos aquí, sería interminable)y finalmente, tras unas breves palabras que mencionan a Carlos Marzal, el poeta homenajeado en esta ocasión, nos invita a degustar un cóctel, previo a la comida, para disfrutar del día, del Cigarral, de la compañía de todos y del poeta homenajeado.

Carlos Marzal
ha publicado últimamente Ánima mía, este poeta nacido en Valencia en 1961 es licenciado en Filología Hispánica, dirigió una revista Quites, de literatura y toroa y su obra poética que comenzó con la publicación en 1987 de El último de la fiesta (Renacimiento) continuó con La vida de frontera, también publicada en Renacimiento en 1991, Los países nocturnos (Tusquets 1996) y Metales pesados, también publicada en Tusquets en 2001, que como dije, le valió al año siguiente el Premio Nacional de Poesía. Mas adelante vendría el libro Fuera de mi, ganador del Premio Loewe publicado por Visor en 2004, El corazón perplejo, de nuevo publicado por Tusquets en 2005 y Anima mía que es, por ahora su último libro publicado amén de varias antologías una de ellas creo recordar que seleccionada por Andrés Neuman (Poesía a contratiempo me parece que se titulaba)

Encontrarse en el Cigarral con amigos que a veces llevas tiempo sin ver es una alegría. Saludé a Louis Bourne,recién llegado de EEUU, ya repuesto de sus dolencias físicas, las otras tardarán más en curar.Igualmente me encontré allí con los poetas Emilio Ruiz Parra, amigo de ya tanto tiempo, "el embajador" Jesús Riosalido y Gamboti,recién llegado de Oriente y ya que mi anterior página hablaba de él, aproveché para preguntarle por el motivo de su viaje a las tierras donde durante tantos años había sido Embajador de España (recuerdo que se jubiló el año pasado y que su último destino fue la Embajada de Kuwait) Me respondió que andaba preparando la publicación de un nuevo libro y, por ello, había tenido que viajar de nuevo por Oriente.
También tuve la ocasión de saludar a Rafael Morales Barba (Su padre, qué gran persona y que gran poeta que recuerdo siempre. Aquí, por ejemplo, en este Cigarral en los años noventa cuando Fina le homenajeó ofreciéndole su admiración y, como no, ese jarrón de cerámica de Talavera que nos ofrece a los que hemos sido homenajeados en este marco toledano. Entonces me gustaba más el Cigarral, no es que ahora no me guste, está espléndido, pero entonces... sin tanta restauración, sin tantos cambios (para bien) tenía como un aire más romántico, más sencillo también.

Cuando llegué con mi mujer ya estaba allí Javier Lostalé, homenajeado hace dos años por Fina aquí, en el Cigarral. Nos saludamos y me presentó a Carlos Marzal, que estaba junto a Fina.
Mediados los noventa recuerdo que Gonzalo Corona Marzol de la Universidad de Zaragoza, me había enviado varios cuadernillos titulados Poesía en el Campus publicados por esta Universidad. Uno de ellos, el número 15 estaba dedicado a Carlos Marzal y en él hay un poema que siempre me produjo interés: Le bout de la nuit.

Cuando Louis Bourne y yo nos saludamos, también lo hice con Jesús Hilario Tundidor a quien veo a menudo pues nos une una buena amistad. José María Muñoz Quirós,Salomé Ortega,el presidente de la Asociación de amigos de Miguel Hernández, no recuerdo su nombre,lo siento, Enrique (siempre me olvido de su apellido) viudo de Acacia Uceta, Luis Arrillaga, Pilar Aroca, Jesús Javier Lázaro, amén de músicos, periodistas, cantantes y, naturalmente, mi querida poeta Carmina Casala,(seguro que me olvido de muchos pero aseguro que no es deliberado)

Tras la comida que es, al finalizar, cuando se produce la entrega del jarrón por parte de Fina acompañado de unas palabras en honor de poeta se sucede la lectura de poemas por parte de los asistentes al acto. Fina de Calderón no se libra de ser agasajada con hermosas palabras por convocarnos allí ni con poemas dedicados a glosar su persona. Naturalmente muchos poemas van dedicados a , en esta ocasión, Carlos Marzal o bien se leen poemas de alguno de sus libros. Yo, finalmente, no leí las "Seguidillas del Cigarral" como quería Fina sino el Poema "Bella" que creo la define perfectamente. Así es como se dirige a ella su nieto Antonio de Campos y se me ocurrió mirar en el María Moliner esta palabra. Vi que le venía, en todas sus acepciones, que ni pintada. Fue cuando escribí "Bella", este poema que dice así:

Si Antonio le dice Bella
y en su belleza camina
al tiempo que se ilumina
como si fuera una estrella...
¿Qué puedo decir yo de ella?

¿Decir que es pura alegría
mientras vive cada día
con aquello que le llena:
teatro, música plena
de belleza, poesía...?

¿Qué puedo decir yo de ella
si el nieto lo ha dicho todo
y ya no existe otro modo
de definirla que Bella?

Sólo decir: Fina...¡Bella!


(Es más breve que las seguidillas) y leí también un poema de Carlos Marzal, ese al que hice referencia más arriba titulado Le bout de la nuit que pertenece a su libro (Creo recordar) La vida de frontera. Siempre me gustó ese poema de corte existencial,y desde luego nada hímnico como después parecía ofrecernos la poesía de Carlos Marzal en libros posteriores.
Hace tiempo ya Vicente Gallego nos decía sobre la poesía de Carlos Marzal: La esencia de la poesía de Carlos Marzal reside, me parece, en la recreación verbal de una emorme paradoja, la que a él le define como escritor, como ser humano, como actor y espectador por lo tanto del mundo; y esa paradoja radica en el empeño de amar la vida "de una forma terca, / con el afecto idiota de los perros", cuando se sabe que la vida no merece ese amor, porque suele ser el producto del sueño de un "contumaz borracho" con malas artes.

Carlos Marzal, en sus palabras de agradecimiento a Fina de Calderón (y por extensión a todos los que allí estábamos) fue breve. Recordó a un autor que siempre tenía dos discursos preparados. Uno breve en el que deciá: Gracias, el otro más largo en el que decía: Muchas gracias. Carlos Marzal se extendió más y dijo: Muchas, muchas gracias.(Y concluyó leyendo un poema, creo que el último del libro Ánima mía, (confieso que yo aún no lo he leído,es uno de los muchos pendientes de lectura este verano) que nos hablaba de amor.
Os dejo aquí este poema de Carlos Marzal que a mi siempre me gustó.

LE BOUT DE LA NUIT

Después de haber amado (y hasta a veces en serio),
y de haber sido amado (incluso de verdad).
Después de haber escrito, pero sin nombre nunca
lo que era necesario. Después de las ciudades,
los cuerpos, los objetos, después de haber dejado
atrás lo memorable con que hemos coincidido,
después de defraudar, después de defraudarnos,
después de recorrer el callejón del tiempo,
después de la impiedad, después del fuego,
se acaba por llegar al final de la noche.
Y allí la lluvia cae oscura sobre el mundo,
y ya no hay ocasión para decir después.

Carlos Marzal



4 comentarios:

"Premio Maria Amelia Lòpez Soliño" dijo...

Hemos tenido conocimiento del nacimiento de En Activo. Como sucede con todo lo relacionado con los mayores, nos alegramos por la iniciativa y le deseamos mucha suerte en esta nueva andadura.

blog del poeta Manuel López Azorín dijo...

Para "Premio María Amelia López Saliño":
Gracias. En Activo, que también está en internet (www.enactivo.net), es, me parece a mi tan interesante como necesaria para todos; pero especialmente para los mayores y, esto, unido a la colaboración de los jóvenes que la hacen, supone un buen medio en el cual podemos expresar nuestras opiniones,servirnos de nuestras experiencias, demandar necesidades, derechos etc. y obligarnos, voluntariamente, a no estar quietos.
El hecho de ser mayor no significa que ya lo tengamos "todo hecho" no. Sabemos que los años nos van mermando fisicamente; pero ni mental ni fisicamente debemos abandonarnos. Hay que seguir, estar en activo es la mejor manera de vivir, no ya pensando en futuro, sino el presente, el ahora, el ya. El mañana siempre anda lejano y nosotros tenemos que defender el hoy porque, sin duda, si lo hacemos, sera un mejor futuro para los que vengan detrás.

Yo, por ejemplo, me animé el año pasado a crear un blog de poesía(http://manuellopezazorin.blogspot.com)para todos y ahí sigo, encantado. Esto y muchas más actividades que no cuento por no extenderme.

Acabo de ver vuestro blog y lo seguiré viendo a menudo pues esta "Bloguera" de pro merece recuerdo y los que ya vamos siendo mayores una conexión donde encontrarnos.
Un saludo

ángel dijo...

Espléndido poema de carlos marzal. Gracias también por este espacio.

Saludos...

blog del poeta Manuel López Azorín dijo...

Para Ángel: estamos de acuerdo, Ángel, este poema de Carlos Marzal siempre megustó. Le veo a él (y a su amigo y maestro Brines) y me sigue pareciendo un buen poema despues de casi veinte años de escribirlo.
Como tu NOCTAMBULARIO que me ha sorprendido gratamente. Esta si es una buena manera de "colgar" poesía para todos.
Voy a crear un enlace en mi blog de tu NOCTAMBULARIO.

Una pregunta: ¿El 12 es algo especial o coincidente en entradas todos los meses?
Un saludo