viernes, 11 de septiembre de 2009

CARLOS MARTÍN: El sueño de Lázaro


Carlos Martín está lleno de alegría, desbordante y contagiosa, y se debe a que acaba de publicar un libro de poemas, el primero que le publican. Un libro titulado El sueño de Lázaro (Editorial Poesía eres tú, Madrid.2009.) Y por esta razón anda preparando la presentación, (será el día 18 de este mes, viernes, a las 20,30 horas en la Librería EL BUSCÓN, en la calle Cardenal Silíceo nº 10, metro Prosperidad, por si os queréis acercar) hablando con su presentador (que será el poeta Oscar Martín Centeno) y calculando cuánto le va a costar el piscolabis que quiere ofrecernos.

El sueño de Lázaro es pues su primer libro publicado. Un libro que supone transitar un sendero en el que poema tras poema, se desvela una perspectiva de la realidad: la sempiterna voz del anhelo, la imposibilidad del contacto, la fragmentación del discurso emocional ante un yo evanescente en un mundo que se desbarata.
La poesía de Carlos Martín es, principalmente de concepto. Todos sabemos que la palabra expresa una idea, un concepto y Carlos se sirve de las palabras para mostrarnos, con toques de filosofía orientalista, de filosofía Zen, relámpagos de vida, vida vivida y sentida con su cara y su cruz, vida que este poeta nos invita a beber a veces con el sabor amargo, seco, duro, de una realidad incómoda, a veces con el imperioso deseo de renacer y rehacer un mundo de sombra para convertirlo en otro de luces con destellos eternales.

Carlos Martín, para ello, emplea la nostalgia y la melancolía, y nos da cuenta del deseo y del vacío, sus versos a veces son sentencia pura y dura para hacernos ver, de manera aparentemente pesimista, todo el dolor y la soledad de la vida y, también, a través de la reflexión, de la indagación, como en la tercera parte de este libro, nos muestra la búsqueda del sentido hasta llegar a una suerte de resurrección metafórica. Llego por fin a la más perfecta noche / a su centro más inmóvil donde el sujeto poético resucita para dar cuenta de la verdad que le colma.

Nos muestra Carlos, desde el primer poema, "un mundo en llamas" un mundo personal que, a través de estos poemas, trata de hacerlo no sólo suyo, sino nuestro, de todos.
Por esta razón siente tanta alegría con su publicación, porque ahora ya no es sólo suyo sino que puede ser también de todos aquellos lectores que se acerquen a su lectura y está contento, sí, yo creo que muy contento.

No es para menos. Publicar siempre fue difícil y no hablo de la autoedición que supongo que, al menos, cuando tienen que pagarla, también lo será sino de que una editorial se interese por lo que escribes y decida publicarlo. Cuando ésto sucede el autor se siente gratamente satisfecho, tanto que se olvida de los peregrinajes por las editoriales anteriores y sobre todo se olvida del "Vuelva usted mañana" famoso de otros tiempos reconvertido aquí en: oiga, esto es bueno pero no podemos publicárselo. Esto en el mejor de los casos porque en el peor devuelven el original con una escueta y fría nota, según me cuentan, que dice sin más: No nos interesa.

El sueño de Lázaro es el libro de un poeta experimentado, maduro, que trae a la luz de la poesía a un autor que lleva años escribiendo, aprendiendo, indagando, construyendo, como tantos por otra parte, su mundo, un mundo en el cual poder expresar las emociones, en el que intentar plasmar la vida, la que vive y la que sueña, en el que quiere mostrar el interior del mundo, ese que todos y cada uno de nosotros llevamos dentro.

Carlos es técnico de Cultura en el Ayuntamiento de Alcobendas (Madrid) y en él, coordina las actividades culturales que se realizan en este municipio. Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad Complutense este poeta madrileño, nacido en 1956, lleva escribiendo poesía muchos años. Al menos, que yo sepa, desde que lo conozco y de esto ya va para veinte años o quizá más.

Lo que si ha publicado es poemas en diferentes revista como Piedra de Molino, El Cobaya, etc También en Los Cuadernos del Episcopio cuando realizó un homenaje a Leopoldo de Luis.
Igualmente resultó finalista en el XIV Premio de Poesía San Juan de la Cruz en 2003 con su poemario, aún inédito, La lógica de los espejos.
Sucede que, a veces, muchas veces, publicar es cosa de... no sé que, un misterio más o menos descifrable pensándolo un poco
La única salida que les dejan a los "primerizos" es la de concurrir a premios para intentar ganarlos y, así, poder publicar; pero tampoco resulta fácil ni para los que llevamos tiempo publicando (en mi caso, la mitad de mis libros se han publicado por obtención de premio o accésit y el resto, por suerte, por deseo de los editores) ni para los que se acercan por primera vez a intentar publicar

Aunque este sea su primer libro publicado, ahora, a sus 53 años,Carlos Martín repito, no es para nada un poeta novel en el sentido de joven inexperto.
Carlos Martín, y no sólo por edad, es un hombre experimentado en poesía, un poeta ya maduro que ha saboreado tal vez más sereno pero con la misma intensidad del jovencito, la publicación de este El sueño de Lázaro y es que el primer libro que te publican deja en el autor un recuerdo tan especial que resulta difícil de olvidar.

El sueño de lázaro es, en fin, el sueño de la inmortalidad, el de la resurrección, el sueño de otra vida sin tanto claroscuro como ésta, un sueño de luz y de concordia vital, poética, porque La conciencia no está en la piedra / ni en la ola que en la orilla agoniza, / acaso habite en la luz que alumbra / el silencio efímero de la rosa. ¿Efimero o eternal? No la toqueis ya más que así es la rosa, decía Juan Ramón y, como el poeta de Moguer, Carlos Martín trabja y corrige sin cesar porque, aunque sabe que la perfección no existe, intenta acercarse a ella.

Me alegra siempre saber que alguien publica su primer libro... Y cuando lo conozco más. Me trae el recuerdo de , hace ya tantos años, aquel primer libro mío publicado.

4 comentarios:

Cely dijo...

Hola, me gusta tu espacio, felicidades, sigue así.
Te invito a que me visites en esta pàgina: Precious moments

blog del poeta Manuel López Azorín dijo...

Para Cely: gracias por tus palabras Cely.
Miraré, en cuanto pueda, tu página, lo prometo.
Saludos

fernando lucini dijo...

Estimado Manuel, ¡que gran honor tener tu presencia y tu palabra en mi blog!... ¡Gracias!... ¿Sabes que pasa?... Que personas como Moncho y Rafa se merecen todo por su humanidad –primero–, y por su sensibilidad, que es parte inseparable de su humanidad... Los conozco bien y los admiro, como admiro, con ellos, a inmensos poetas como tú, Manuel. FERNANDO LUCINI

fernando lucini dijo...

Estimado Manuel, ¡que gran honor tener tu presencia y tu palabra en mi blog!... ¡Gracias!... ¿Sabes que pasa?... Que personas como Moncho y Rafa se merecen todo por su humanidad –primero–, y por su sensibilidad, que es parte inseparable de su humanidad... Los conozco bien y los admiro, como admiro, con ellos, a inmensos poetas como tú, Manuel. FERNANDO LUCINI