jueves, 1 de octubre de 2009

DIEGO JESÚS JIMÉNEZ:El poeta del verde de la infancia, pintor de la palabra justa.


Diego Jesús Jiménez, con un grupo de amigos y asistentes a su lectura en Alcobendas (1998-99) Yo,el segundo, de cuclillas, por la derecha.



Ayer supe de la muerte de Diego Jesús Jiménez. Me lo dijeron dos poetas amigos: Francisco Caro y Pedro A. González Moreno, y mi sorpresa, primero, y mi tristeza después me hicieron volver, desde Madrid hasta mi casa, recordando a este hombre bueno que quiso ser más pintor que poeta y que fue,(¿Fue? No me acostumbro al pretérito todavía) un grandísimo poeta, un gran pintor, un amigo de las libertades,un defensor de la justicia, una bellísima persona. Tengo que llamar a Társila para darle ánimo y decirle que lo siento mucho.

Y a ti ¿Qué te digo Diego Jesús? Siento no haberme enterado, no acompañarte en ese último adiós,como habrá hecho Francisca Aguirre,(Paca para nosotros) y seguro que también Manuel Rico, que tanto te quería y te admira, y Juan Carlos Mestre por ejemplo; pero ¿sabes? como aún estoy desconcertado por tu marcha (¡Coño que eras muy joven todavía!) Quiero leer un poema tuyo, ese titulado Noche de Navidad, sí, Diego Jesús, el que comienza diciendo: Te veo vivo... y, seguro estoy, que te veré pues vendrás, como tu padre en el poema, y hablaremos de pintura y me preguntaras por mi hija, como la última vez que nos vimos, y te diré que sí, que continúa pintando y le querrás comprar otro cuadro como aquel, ¿recuerdas? que te gustó tanto en aquella exposición que hizo en la Sala Martín Chirino en 1996y que yo personalmente, al acabar la exposición, te llevé a tu casa.

Hablaremos de poesía, de tu poesía, de tu obra, intensa y breve y magnifica, y recordarás cuando empezaste a publicar en el año 61 y luego , en el 64, cuando te dieron el Premio Adonais con La ciudad y después el 68 y tu Coro de ánimas, qué magnifico poemario, que te trajo el Premio Nacional de Poesía

Me volverás a decir que tú eres poeta del 68 (¡Ay el 68!) porque te gusta esa fecha y sus connotaciones y yo te recordaré que antes fuiste también del grupo o promoción de los SESENTA (Te acuerdas. años ochenta en Zamora, con María del Pilar Palomo a vuestro lado. Y me dirás: es verdad, porque los sesenta parecían no existir en poesía. Se pasó del 50 a los Novísimos y tampoco era así. Había poetas importantes que buscaban una renovación del lenguaje, una estética nueva y no hablo de poetas de los últimos 50, como nuestro amigo Félix Grande por ejemplo, sino de los primeros sesenta, poetas como Antonio Hernández, Jesús Hilario Tundidor,Rafael Soto Verger, que habiendo publicado en el 50 se unió a esta promoción, Benito de Lucas, Ángel García López y Miguel Fernández. Una promoción diversa, heterogénea, lo único que nos unía, además de amistad, era haber comenzado a publicar en una década que fue obviada por muchos, tanto es así que se nos llamó la generación puente. Puente entre los poetas del 50 y los Novísimos. Yo siempre preferí el 68.

¿Recuerdas Diego Jesús cuando Juan José Lanz te incluyó en un volumen antológico de la colección Austral, creo que fue en el 96 o 97 y os catalogó como poetas de la Generación del 68? Allí estabas tú y Antonio Hernández (el resto de la promoción o grupo anterior desapareció) y con vosotros, Antonio Carvajal, Antonio Colinas, Luis Alberto de Cuenca, Jaime Siles, Luis Antonio de Villena...(Cito a los que personalmente conozco) y Manuel Vázquez Montalbán,Guillermo Carnero, Leopoldo María Panero,Pere Gimferrer, Antonio Martinez Sarrión... (erais veintidós o veintitrés y no recuerdo a todos pero también era éste un conjunto de poetas diversos, heterogéneos, diferentes entre sí y que Juan José Lanz reune, a estos y no otros, por la circunstancia de haber comenzado a publicar en los años sesenta y otra razón importante: poetas nacidos a partir de 1939.)
Bueno -dices tú- yo me siento bien en ese apartado generacional, me gusta y voy junto a muy buenos poetas, diferentes, sí, como debe ser, cada poeta si es poeta debe ser, es, un universo único.
¡Ay Diego Jesús! Que tiempos aquellos verdad y se pretendía habitar un mundo sin puertas cerradas, sin palabras en silencio.

Recordaremos después las Tertulias de Autor de Helicón cuando viniste a dar una lectura y yo le pedí a Manuel Rico (Manolo para nosotros. Que buen estudio hizo de tu poesía, ¿Te acuerdas? Diego Jesús Jiménez: Capacidad visionaria y meditativa del lenguaje. Su obra,por la tuya, terminaba diciendo, brilla con luz propia. No hay más que acercarse a ella para comprobarlo) Le pedí, digo, que viniera a presentarte porque sabía que a ti te gustaría. ¿Cuando fue, en 1993 o fue entonces cuando me dedicaste tu obra Poesía, publicada en Anthropos? Sí hombre, sí, la que publicaste en el 90 con prólogo de Maria del Pilar Palomo y donde incluias tres poemas inéditos (Escribo poco, me dirás, me gusta más pintar) y uno de ellos era Color solo, sí, ese verde: El verde claro / que nos trae la alegría y la esperanza, no como el del musgo o el de las botellas / llenos de incertidumbre y de sollozos, y hablaremos del verde de tu infancia, y de tu adolescencia, del siempre azaroso presente, de la pérdida de las raices, de la naturaleza, de tu verso marcado por la memoria, lleno de realidad y de misterio, exigente, indagador, equilibrado, convulso,brillante... como la espuma del mar, como la luz del mar.

Como ese mar que nos hizo coincidir en Cambrils allá por 2003 para participar en unas Jornadas de Poesía contemporánea que organizaron el Departamento de Lengua y Literatura del IES Cambrils y el Departamento de Filologías Románicas de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Estaban coordinadas por el poeta y profesor Ramón García Mateos, ¿recuerdas? y se publicó, por este motivo, una antología, de todos los que participamos en ellas: recuerdo a Enrique Badosa,Joan Margarit,Felix Grande, Luis Felipe Comendador,Juan Carlos Mestre, Antonio Gamoneda, Mercedes Escolano,Ada Salas, José Corredor Matheos, Pedro A. González Moreno, Maximo Hernández, Juan López Carrillo, Jose María Micó,Tomás Sanchez Santiago, Javier Peñas,Antonio Carvajal, Angel L. Prieto de Paula,Jose Luis Morante,Jaime Siles, Carlos Vitale, Enrique Villagrasa, tú, yo...Fueron tantos que no recuerdo a todos (y sé que faltan) y fueron tres (o cuatro, no recuerdo ahora) intensos días, de amable dedicación y entrega por parte de Ramón García Mateos,y de escuchar la voz de los poetas frente al mar Mediterráneo que culminó con la publicación de la antología titulada, precisamente, Palabras frente al mar. Tu poema, El Lingüista comenzaba así:Es ambición hermosa someter las palabras / Reclamaba el linguista / la precisión del tiempo para nombrar las cosas.


Y, nombrando las cosa,tocaremos el color tan tuyo. ese verde / que se encoge de hombros / porque es inocente como la infancia, la tuya, la mía, la de tantos... Como Los artesanos, sobre la lejanía de la tarde, (que) formaban un horizonte de sonidos Y a la memoria llegará, de pronto,una dirección,un número, una casa: Calderón de la Barca, 41 y me dirás: era un lugar sagrado / para mi. Recuerdo / los cajones abiertos de la cómoda, su soledad / desordenada, mi infancia atravesando / con temor sus tinieblas
y seguirás pensando como cuando escribiste este poema, como cuando viviste este poema mucho antes de que tu memoria lo escribiera: Oia yo el silencio, entonces, de la casa;/ un silencio de olmo deshojándose." Como se deshoja el tiempo Diego Jesús.

Cuando me dedicaste tu libro Itinerario para náufragos, si hombre, en 1996, recien salido, aún no te habían dado tu segundo Premio Nacional de Poesía, eso fue al año siguiente, por este libro sí, que además del Premio Gil de Biedma, le llegó luego el Premio de la Crítica y ,éste, el Nacional de Poesia por segunda vez. Una obra no demasiado extensa pero muy intensa y muy premiada Diego Jesús.

Estoy mirando una hermosa publicación que consta de dos poemas tuyos: Poética y Catedral de León, va acompañada de unos estupendos dibujos de Juan Carlos Mestre. Es la Colección Calle del Agua y lleva el título de Interminable imagen: Y le llamas poema / al placer de la mente de obtener de las cosas / un lenguaje preciso que destruya / con el fermento de sus signos, las leyes / que edifica la muerte.
(...)
Entornar la mirada /hasta ver lo impensabe, es crear.

¿Te vas? Si aún no he leído entero Canto de Navidad. Leelo otro día y volveré- me dices- ahora, voy a dar una vuelta por la vida que fue. Voy a mirar el verde que está solo / y que es aventura,(...) porque no tiene rumbo, del que nacen los sueños / porque no nos olvida.

Escuha este poema manuel:


Seres
que amé, páginas
de un libro antiguo, huesos
oxidados, medallas, craneos difuntos que se deshacen
bajo la luz, voces
que se quejan, gritos
de desamparo. Veo sólo deshonra ante la muerte, miedo,


desconsuelo tal vez.
He aquí todo cuanto un hombre
puede tocar con su memoria, medir con el recuerdo
de su vida. Somos los restos Somos
de un amor, que la piedad diluye en el olvido.
el cazador de fieras
y la fiera encerrada, la esperanza del águila
y su jaula. Se oyen allí los rezos , los conjuros, las músicas
donde el hombre soñó. Mas no hay nada,
sabed, sólo el vacío habita
nuestra sangre. Sólo
el perdido disfraz de todo lo que amamos
nos habla.


Y mientras escucho el poema que abre el libro Coro de ánimas,el que tú me has dicho antes de dejarme solo. Recuerdo, también, Canto de Navidad, y Color solo y Calderón de la Barca,41 y del mismo modo que he sentido tu marcha, he sentido ahora tu presencia. Tu poesía me emociona, me hace evocar partes de mi memoria y, en ocasiones, me alumbra y me deslumbra con su luz.
Adios Diego Jesús,poeta, pintor, adios, hasta otro día, adios.

1 comentario:

GothicSue_ dijo...

Manuel: Tu blog es excelente! Llegué a el, al verte en facebook por la invitacion al recital de poesía de Bendita Erato. Maravillas del internet!!!
Bueno, tambien te invito a conocer el mio, mucho más modesto, claro, pero con todas las ganas.
Cariños sinceros desde Buenos Aires!
Susana Inés Nicolini