lunes, 14 de mayo de 2012

Jacob Lorenzo: La señal









Jacob Lorenzo: La señal




Jacob Lorenzo Sánchez (Cabra, Córdoba, 1982), ha sido el ganador del VIII Premio Nacional de Poesía Joven Félix Grande, convocado por la Universidad Popular José Hierro del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, Madrid, con el libro titulado La señal. El premio y la publicación del libro en la Colección Literaria de la Universidad Popular José Hierro, le fue entregado el pasado 21 de marzo, Día mundial de la Poesía.



Durante el acto de entrega, en el que participaron la concejala de Cultura Mar Escudero, Luis Alberto de Cuenca (que forma parte del jurado junto con Ignacio Elguero y Amalia Iglesias), y Félix Grande, ejerció de presentadora del acto de entrega del Premio que lleva el nombre de su padre, Lupe Grande y, también, del homenaje, a cargo de los alumnos del Centro de Estudios de la Poesía de San Sebastián de los Reyes y del Centro de Poesía José Hierro de Getafe, que se le rindió a Pepe Hierro con motivo del aniversario de su nacimiento (cumpliría 90 de vivir) y del décimo año de su fallecimiento.


Jacob Lorenzo, que me fue presentado por Luis Alberto de Cuenca, nos dijo estar nervioso y sentirse afortunado por la obtención de este Premio para su libro La señal. Un poemario con tres secciones: DENTRO, AQUÍ y FUERA, además de este poema-prólogo: Un hombre es un lugar, no está dentro ni fuera. / Un paréntesis: (han llamado a la puerta / palabras quietas. / Es tan fácil abrir, / es tan peligroso.) / Un hombre es un lugar, una señal / del horizonte.





Según el autor el poemario es un conjunto de pequeñas fotografías minimalistas que podrían influir en la vida cotidiana de cualquier persona. Poemas que nos ofrecen el enfrentamiento entre el hombre y el mundo que le rodea. En definitiva la búsqueda de sí mismo y de los otros: Esta manía de marcharse rápido, / a sabiendas que a donde vas / es a ti mismo.

Poesía de búsqueda, de conocimiento con estructura formal, bien medida, con el buen ritmo que provocan los endecasílabos, los alejandrinos, los heptasílabos… y, con ellos, su cadencia musical. Poesía reflexiva, de meditación, de pensamiento: La vida, un estar derrumbándose, / un desprendimiento delo cuerpo / hacia la arena del reloj que somos.

Jacob Lorenzo, reside en Lucena, es poeta, filólogo y crítico literario que colabora en varias revistas de ámbito nacional y tiene publicados los poemarios Las hojas del laberinto (con un prólogo de Lara Cantizani y un epílogo del poeta argentino Andrés Neuman.), Linterna de luciérnagas (con cinco relatos cortos a modo de prosa poética acompañados de un epílogo del novelista cordobés Javier Fernández.) y La espalda de Jano (Que obtuvo en 2007, el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Badajoz.) Libro que Jacob Lorenzo definió entonces como: un libro de despedidas que nunca terminan de concretarse, de esas personas que un día se van, pero que nunca se van del todo.





 Recibió el Premio de manos de Félix Grande y Mar Escudero.(En esta ocasió no pudo estar, como acostumbra, el alcalde Manuel Ángel Fernández, debido a un compromiso adquirido con anterioridad) Instantes antes Félix Grande aprovechó un pasaje de Don Quijote para decirle a Jacob Lorenzo: Jacob, posiblemente no hay nadie, ningún poeta joven, en este momento, en idioma castellano que pueda presumir de que hace varios siglos Don Miguel de Cervantes escribiera en boca de don Quijote estas frases que quieren nombrarte. Y nos relato cómo Don Quijote hablaba al hijo del caballero del Verde Gabán (llamado Lorenzo) tildándole, según le había dicho su padre, de gran poeta: (—El señor don Diego de Miranda, padre de vuesa merced, me ha dado noticia de la rara habilidad y sutil ingenio que vuestra merced tiene, y, sobre todo, que es vuesa merced un gran poeta.)


Luis Alberto de Cuenca, como portavoz del jurado, le dijo, nos dijo, que uno de los poemas del libro titulado El fotógrafo (incluido en la sección FUERA) fue decisivo para inclinar la balanza su favor ya que la calidad de todos los seleccionados era muy buena.

Jacob Lorenzo ha sido incluido en varias antologías de poesía nacional y en septiembre de 2011 ha inaugurado una nueva editorial en Lucena, de la que es director, llamada Vertical Ediciones. Este joven poeta de Cabra residente en Lucena, que durante dos años fue corresponsal deportivo del Diario Córdoba, y también redactor de deportes en el periódico Lucena Semanal, define su obra como: poesía de la sorpresa, minimalista, de lucha de contrarios y finales abiertos a la interpretación del lector.



Jacob Lorenzo ha colaborado con la publicación de artículos de temas variados, destacando el tema político, el deportivo y sobre todo la crítica literaria. A modo de poética hace unos años escribió: Siempre me ha preocupado saber abrir algo entre la palabra y el silencio. Pero como sé que vivir es este lápiz que se va consumiendo, no me preocupan demasiado las modas poéticas. Sólo entiendo la poesía como una melódica “salida”. Como lo diría: De la musiquê avant toute chouse…


En La señal, dentro de la sección AQUÍ nos ofrece un poema, Haiku a modo de epitafio sobre un verso profundo de Juanvi Piqueras, así es el título, donde además de mostrarnos la admiración por este poeta valenciano que parece tener como uno de sus referentes (no en vano entre sus artículos periodístico ha escrito sobre el amor y la amargura, tratando el recorrido amoroso de los poetas Luis Alberto de Cuenca, Izet Sarajlic y Juan Vicente Piqueras ), nos dice con un preciso dominio de esta forma de versificación japonesa (que a mí siempre me hace pensar, en cuanto a forma, en el bordón de la seguidilla compuesta): M-o-r-i-r son letras. / Vivir es este lápiz / que se consume.


La señal merecidamente premiado, con poemas (para que el lector disfrute, se sorprenda e interprete), de este joven poeta que en otro haiku nos dice: Si me contemplas / con los ojos cerrados, / lo veras todo.





No hay comentarios: