sábado, 6 de marzo de 2010

JULIO SANTIAGO: Azul y azul



 

Me envió Julio Santiago su nuevo libro Azul y azul (Cuadernos del laberinto nº 8, Madrid, 2009) hace ya unos meses y, por motivos imponderables, no he podido leerlo hasta ahora. Azul y azul lo presentó Julio Santiago en el Café Libertad y lo hizo coincidir con la exposición que ilustra este nuevo libro en ese mismo local de Madrid que, para muchos de nosotros, es el Templo de la música de autor, de la poesía y de las artes en general pues su larga trayectoria ya, de más de treinta años de amparar la creatividad, de proteger las ideas, de buscar para todos y con todos la libertad de expresión, le han hecho conocido no sólo en Madrid sino en toda España.

Azul y azul es un libro en el que, Julio Santiago, ha mezclado, mejor, fundido, dos procesos creativos con la pintura y la palabra. Con la palabra sigue y persigue enhebrando ese hilo delgado de versos monosílabos o bisílabos a lo sumo para tratar de mostrarnos su personal cosmovisión en la esencialidad del verso: Pinto / para/ que/ veas/ lo/ que/ ocurre/ bajo/ mi/ piel. Y pinta Julio su universo particular, en este libro, con la palabra, y como pintor, con el color azul, un color que le sirve para hablarnos del cuerpo y de las experiencias relacionadas con él,

Carlos Delgado Mayordomo nos dice sobre este libro que es: La síntesis y compenetración de las formas, la consecuente unidad orgánica y, en definitiva, la ambigüedad que define tentativamente el universo hedonista y pansexual del pintor. Pero el recurso que agudiza en su obra el filo del misterio es ese azul múltiple que funde los cuerpos, fluye entre sus orificios y se derrama en el espacio cincurdante.
No/ es/ el / color /definido… /Azul / es / el / latido. Lo que viene a corroborar mi idea de un Julio Santiago poeta y pintor que se mueve por emociones y afectos a la hora de usar color o bolígrafo.

Dos apartados que forman un solo conjunto en este libro: Azul poético y azul pictórico. Si azul poético nos ofrece con la palabra la percepción onírica y real de su mundo, con sus sensaciones, sus afectos, su deseo y su realidad a través de una extrema delgadez versicular, poemática, a la búsqueda, siempre de lo más esencial, con azul pictórico y, a través del color azul sobre la blancura del lienzo, sin dueño, deshabitado, en un horizonte de figuras o de abstracciones donde nos ofrece no sólo la lógica de lo aparentemente figurativo sino la abstracta emoción de lo soñado o irracional o metafórico.

Dualismo ensamblado, fundido, con-fundido, palabras y cuerpos en el color azul que abraza el fulgor, la luz del blanco, de lo impoluto y en azul palabra que se abraza a la luz del sueño y de la libertad del hombre y del amor, motor que mueve al hombre, "como amo y señor de voluntades"...

para ofrecernos este Azul y Azul.

4 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE:
MANUEL LOPEZ


ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LOVE STORY, CABALLO, LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL.

José
ramón...

blog del poeta Manuel López Azorín dijo...

Para José Ramón Santana Vazquez:
muchas gracias por el poema, por seguir este blog.
En cuanto pueda miraré tus Alas rotas y Aula de Paz para enlazarlos aquí.
Un saludo

©hannibal dijo...

Lo invito a participar del reto.

http://loscaballerosdeladamadecristal2.blogspot.com/

Espero tu participación.

Saludos
hannibal

blog del poeta Manuel López Azorín dijo...

Para Hannibal:
Gracias por la invitación. Miraré el blog y, aunque apenas tengo tiempo para dedicarlo a éste mío, trataré de ver si puedo o no hacer algo.
Un saludo poético desde este lado del mundo.