miércoles, 29 de enero de 2020

Margarita Otero: "Aullada (o la metamorfosis del canto)"







Margarita Otero: Aullada (o la metamorfosis del canto)



Margarita Otero Álvarez (Montreuil, Paris, 1972) Su familia pronto se trasladó a San Sebastián de los Reyes (Madrid) donde vive en la actualidad. Está  licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y desarrolla su carrera profesional en el sector de la informática.

Tras años de trabajo de escritura y corrección,  Su poemario Aullada (o la metamorfosis del canto) publicado en la Colección Fenice de Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2019, fue Premio Nacional de Poesía Ciega de Manzanares en su XVII edición (2018).

Este Premio  Ciega de Manzanares tiene por costumbre  presentar el libro ganador una vez publicado y, siempre al año siguiente, al tiempo que se falla el nuevo premio (fue en noviembre de 2019), Contradecir distancias  de Juan Carlos González, ha sido el premio  de poesía en su XVIII edición(2019),  y sucede en el palmarés al libro Aullada (o metamorfosis del canto)  de Margarita Otero que ese mismo día presentó su libro en la Casa de Malpica de Manzanares (Ciudad Real)



Aullada (o la metamorfosis del canto). (Huerga y Fierro Editores, 2019), es el primer libro de poemas  publicado de Margarita Otero, un libro audaz ya que en los tiempos que corren de poetas de redes, muchos, no digo todos, pero si muchos son de una simpleza y, a veces, un mimetismo asombroso, de manera que cuando leemos un libro como Aullada (o metamorfosis del canto), nos congratulamos por ello, porque  este Aullada no es otra cosa que el aullido, el grito agudo, liberador, la entrega, un camino a seguir, la alabanza, el salmo de lo bienaventurado, el canto de una mujer, con muchas mujeres,   y tras aullar los augurios() ellas, ese coro de ilusionistas pide sus explicaciones / es momento de callar / porque en ellas está / la metamorfosis del canto.

Y ese canto es, ya lo he dicho: entrega, canto de liberación,  de rebeldía, de desobediencia al tiempo que de bienaventuranza, con una poesía de libertad, polimétrica, pero plena de ritmo y de emoción, poesía a veces de claridad a veces de surrealismo meditado, onírica y aparentemente irracionalista  dividida en un entroito titulado  Libramentocon un poema inicio   y tres apartados: Advanto, Salmai y el apartado final que da título al libro Aullada.

El libro está dedicado a Madhubala, su hija y en este Libramento o entrega nos dice: 

Si un día me encuentro ¿qué me diría? / Mujer que espera la fuerza para reventar el cristal de la urna / blanca, negra, herida, loba, madre a pesar del ahogo de las cascadas, / corredora de bosques, reina de las mariposas mudas./ Llorona en barbecho conjurando la tormenta. Diría /, tienes todo el día para inventar los caminos que los pasos difuminan por la noche. /Acuérdate de la danza que guardas en los zapatos y devuélvesela al espejo una mañana de estas. / Amante sin pecho ni arrepentimiento, yerma y loba, diría./  En busca de la cría que, jugando entre las piedras de aquel sueño, se perdió./  Saco de paisajes de fondo azul, / añorando la tempestad y el encuentro salvaje al otro lado de la duna./  Diría, Mujer, construye con todo aquello que te invade una puerta, y sal.

Y en este poema  a manera de introducción , encontramos toda una declaración de intenciones con una poesía existencial  engalanada de símbolos, de modernismo, de crítica social  que da testimonio de la realidad en que se vive  y un onírico sueño pleno de voluntad y de amor que es el horizonte y camino de todo el interior de este libro.

En el primer apartado Advanto, sabiendo que Queda  todo al otro lado del mundo” se dice: ¡adelante!  Y Sueña con siete luna desnudas en aquel balcón / con tulipanes entre barrotes / después de tejerse. ()  Va a dejar un mensaje en aquel papel de yeso,/ una canción de cuna()  Todos los milagros son./ Abren agujeros en las puertas acorazadas ()  Ya es hora / con las manos llenas de lunas / apretadas en los bolsillos / de salir a morder
A esta mujer Le pesa el vientre lleno de nenúfares / de tanto soñar cada noche / con un arrullo distinto.

"Y por la mañana / todo huele a gasolina / a etiqueta pret à porter / a piel de guante / a papel pintado de Hilton/ a coctel venenoso / con rouge en la copa /a cloaca en definitiva.() Todo huele a madre trabajadora / huérfana de hijos / a carcajadas que deshacen el hemiciclo / mientras las manos del niño /escriben en el ladrillo, // a cloaca en definitiva.Y mientras avanza, mientras sigue adelante, recuerda  y sueña  con descubrir un día , al desplegar las alas / las dimensiones de la jaula

Y se adentra en el segundo apartado con salmos de celebración y alabanza gritando, aullando, ya en silencio, porque La que grita sin abrir la boca / bajo una lluvia de piedras / cubierta con el telón negro / se ha rebelado.
Y midiendo los pasos, se aleja y se agarra al invierno y construye túneles y deja las ventanas abiertas y llena las maletas y otea el horizonte  con el claro objetivo de dirigirse al lugar preciso. 

Abandona para comenzar, se rebela para conseguir,  renuncia a estereotipos para "subirse a los árboles"
bienaventurada, bienaventurada sea / la que sabe que solo en el abandono /está el principio

Y aunque siempre con la cabeza llena de determinación y de dudas, elije su horizonte y camina renunciando, con una aullada silenciosa y femenina, dejando atrás las rémoras de los hábitos, las costumbres, los recuerdos, la infancia, las rutinas cotidianas, los grilletes de las normas, todo lo que, banal, se hace costumbre: Todo quedará atrás

Porque ahora  quiere: Adornar la boca con la sangre de las bayas / y ensayar una y otra vez un aullido / de amor 

Y esta mujer que se mira a sí misma pero al tiempo refleja a otras mujeres que buscan liberación y van hacia adelante y entonan salmos de bienaventuranza y celebran su aullada como mujeres, son ella y el espejo que las refleja (ya lo dije al principio): ellas, ese coro de ilusionistas pide sus explicaciones/ es momento de callar / porque en ellas está / la metamorfosis del canto.

Y como me dice mi buen amigo el poeta Antonio Hernández, que es el presidente del jurado que falló a favor de esta Aullada, este libro que yo recomiendo  no solo a todas sino a todos (ellas y ellos) su lectura, es: una poesía, veloz, fluida y rebelde y yo añado y con una voluntad  y un canto extraordinarios para  dar y recibir amor.

La  vinculación de Margarita Otero Álvarez a la escritura se inició en la adolescencia. Fue finalista en el certamen de relato breve de San Sebastián de los Reyes publicándose el cuento Como una rosa Con posterioridad participó en publicaciones colectivas de cuento como Relatados de la editorial Fuentetaja.
Su recorrido como poeta está estrechamente vinculado al Centro de Estudios de Poesía (C.E.P) de San Sebastián de los Reyes donde ha colaborado en eventos y lecturas poéticas. Ha formado parte del colectivo  Cabra Violeta, dedicado a la edición de libro objeto y ha publicado varios poemas en sus ediciones. Y ahora este hermoso primer libro: Aullada (o metamorfosis del canto)
                                  
                                     Manuel López Azorín




No hay comentarios: